martes, 24 de agosto de 2010

Tres activistas españolas, golpeadas y asediadas en El Aaiún

Las activistas aragonesas Emma Pomar y Pilar Fortuño, junto con la catalana
Isabel Terraza y el mejicano Antonio Velásquez, permanecen asediadas por la
Gendarmería marroquí en la ciudad saharaui de El Aaiún. La pasada madrugada
han sido golpeadas por agentes policiales y militares. La asociación Um
Draiga, que agrupa a los ciudadanos saharauis afincados en Aragón y
numerosos aragoneses, ha hablado por teléfono con Pilar Fortuño, según ha
indicado a Europa Press el miembro de Um Draiga Enrique Gómez. En
declaraciones a Europa Press, Pilar Fortuño ha indicado que la comitiva
internacional viajó a El Aaiún para recibir a un grupo de cinco activistas
saharauis que volaron en avión desde Argelia. Fortuño ha afirmado que la
vivienda en la que esperaban la llegada de los activistas ha permanecido
este domingo rodeada por numerosos agentes policiales uniformados y de
paisano seis horas antes de que llegaran los activistas. Cuando estos
llegaron, los agentes cargaron violentamente contra los presentes. "Nos
dieron puñetazos, nos tiraron al suelo, nos dieron patadas, nos escupieron",
de tal forma que una persona, saharaui, tuvo que acudir de urgencia al
hospital por lesiones en el cuello que le han obligado a utilizar un
collarín, mientras que la madre de uno de los homenajeados fue atendida por
una crisis nerviosa. Fortuño tiene marcas de golpes en los brazos y
arañazos, entre otras lesiones. Pomar también tiene lesiones. "No nos hemos
atrevido a salir de la casa hasta hoy por la mañana", ya que "la calles
están sitiadas" alrededor de esta vivienda. También la noche pasada, los
ciudadanos saharauis que intentaron acceder a la vivienda para celebrar la
llegada de los cinco activistas, no pudieron hacerlo, al impedírselo
violentamente la Gendarmería, tras lo cual se manifestaron por el barrio de
Magdala, en un acto que fue duramente reprimido por la Policía marroquí. De
madrugada, y tras haber sufrido la agresión, las tres ciudadanas españolas
llamaron al Consulado en El Aaiún, donde un funcionario afirmó que estos
hechos "ocurren todos los días", según ha relatado Fortuño a Europa Press.
Posteriormente, intentaron infructuosamente ponerse en contacto con la
embajada en Rabat. Pilar Fortuño ha aludido a la visita que gira este martes
el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a Rabat para
zanjar la disputa mantenida entre ciudadanos marroquíes y agentes del Cuerpo
Nacional de Policía (CNP) en la frontera de Melilla y los insultos vertidos
durante semanas a las mujeres agentes. A colación, Pilar Fortuño ha
recordado que "no es la primera vez que --los gendarmes marroquíes-- pegan a
ciudadanos españoles" en el Sáhara.

2 comentarios:

eletse dijo...

Y esto solo es el principio.

DORAMAS dijo...

Esa es la democracia que nos vende zp y los suyos.