sábado, 8 de junio de 2013

Inmigrantes negros crean un grupo de autodefensa en Grecia para hacer frente al partido Amanecer Dorado


BD.- Inmigrantes negros en Grecia, muchos de ellos en el país de forma ilegal, han formado un grupo de autodefensa llamado Panteras Negras, tomando su nombre del partido de Estados Unidos de 1960. En una entrevista, han informado que llevarán a cabo patrullas para hacer frente al partido Amanecer Dorado.
En un informe emitido por el Channel 4 de la televisión de Gran Bretaña, Michale Chege, un keniano que vive en Atenas, advirtió que Amanecer Dorado sería exterminado si trata de meterse con los negros de nuevo.
Dijo que él y un grupo de amigos han creado una brigada para protegerse a si mismos y a los vecinos de las zonas donde, según ellos, Amanecer Dorado ha atacado a inmigrantes. “Yo soy un miembro de los Panteras Negras y todo el mundo sabe eso. Así que les doy a Amanecer Dorado una advertencia recta, no te metas con los negros. Y lo digo en serio”, dijo Chege al Channel 4 al periodista Jamal Osman.
“Vamos a exterminarlos”, dijo. “Yo no le tengo miedo a este estúpido idiota grupo neonazi”, dijo. “En la Segunda Guerra Mundial fueron aplastados. En la Tercera Guerra Mundial, vamos a exterminarlos de la faz de la tierra. Ellos quieren hacer lo que hizo Hitler. Que lo intenten. Tendrán la misma suerte y peor aún”.
Chege dejó su Kenia natal cuando tenía ocho meses de edad y después de haber vivido en Grecia desde hace 28 años, dice que todavía le tratan como a un nuevo inmigrante. Era el único niño negro en la escuela, y tuvo que luchar duro para ganarse el respeto, tomando también clases de artes marciales cuando tenía siete años.
Dice Chege: “Grecia es mi casa. Pero estos últimos tiempos la vida se ha vuelto muy dura. Es lamentable sentirse un extraño en tu propia tierra. A veces, cuando camino de noche tengo miedo. Hace poco dos simpatizantes de Amanecer dorado me han agredido en un autobús. Me he enfrentado a ellos y he sido herido levemente. Mi madre quiere irse del país, pues aquí ya no hay nada para nosotros. Si tengo dinero suficiente, volveré a Kenia para Navidad”.