viernes, 7 de junio de 2013

Los musulmanes exigen que las mezquitas sean construídas en los barrios residenciales y no en el extrarradio


Mezquita Tariq Bin Ziyad, una de las casi 300 que ya existen en Cataluña
Mezquita Tariq Bin Ziyad, una de las casi 300 que ya existen en Cataluña
La Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) ha denunciado hoy el “destierro” de las mezquitas a zonas sin habitantes como los “polígonos industriales en el extrarradio”, lo que supone, a su entender, un “castigo” para los fieles.
En un comunicado, la UCIDE ha reclamado que las mezquitas se sitúen en los barrios residenciales, ya que consideran que son un servicio de oración comunitaria que pueden utilizar los creyentes practicantes diariamente.
“El pretender que los centros de culto salgan de los barrios, del vecindario, es una medida de destierro y por tanto un castigo, puesto que los fieles, a quienes está destinado su uso, no podrán ir a diario y, mucho menos, varias veces al día como en el caso de los musulmanes con los cinco rezos comunitarios diarios en la mezquita”, ha señalado la organización.
Asimismo, ha criticado que el “destierro al extrarradio” de los centros de culto musulmán es un “envío al ostracismo” por parte de algunos ayuntamientos en sus planes de ordenación urbanística que implica “un obstáculo a la normalización ciudadana”.
Ha recordado que, según la Constitución, corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos sean reales y efectivas, así como “remover los obstáculos” que impidan o dificulten su plenitud y “facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.
Además, ha subrayado que la Carta Magna garantiza “la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley”.