lunes, 21 de julio de 2008

El delegado de educación de la Junta en Cádiz, acusado de prevaricación

OTRO TOCA PELOTAS
El sindicato CGT anunció hoy que ha llevado ante la Fiscalía al delegado provincial de Educación de la Junta en Cádiz, Manuel Brenes, por “presunta prevaricación al autorizar ilegalmente aumentos de las ratios en numerosos centros de la provincia”.
En un comunicado, el sindicato manifestó que después de dos años consecutivos denunciando a Brenes “las numerosas ilegalidades que venía cometiendo y de dar traslado a los tribunales de estos hechos”, entiende “necesario dar un paso más y denunciar la conducta prevaricadora que supone conocer la ley y no aplicarla para producir un beneficio al PSOE que tiene la responsabilidad de gobernar en Andalucía”.
En este sentido, añadió que “el respeto a las ratios establecidas en la Ley Orgánica de educación supondría el aumento de unidades en numerosos centros educativos, con el consiguiente incremento de recursos humanos y materiales”. Según el sindicato, “el PSOE andaluz no está dispuesto a ello, ya que prefiere invertir los dineros en hacer política, ofertando programas estrellas, que en cualquier caso deberían ser subsidiarios del respeto a los mínimos de calidad establecidos en la Ley Orgánica de Educación”.
CGT manifestó que “no es posible justificar la incapacidad de la Administración educativa para cumplir con el mandato legal de respetar la ratio (numero de alumnos por unidad) máxima de 25 alumnos (ni uno más) en Educación infantil y primaria y de 30 alumnos (ni uno más) en Educación Secundaria”. Además, aseguró que desde el año 2006 la Consejería de Educación ha venido dando “justificaciones muy diversas para aumentar ilegalmente el número de alumnos por unidad”.Asimismo, el sindicato señaló que ha recogido y presentado numerosas reclamaciones de padres y de profesores de centros donde la Consejería de Educación mantiene grupos de alumnos “por encima de la ratio legalmente establecida, sin justificación legal alguna”.