martes, 29 de junio de 2010

Justicia subvenciona al centro musulmán de Alcalá que defendió la lapidación


Su líder, Omar Hussein, declaró en una entrevista que con la lapidación se evitaba que la gente pecase.

El ministerio de Justicia ha sido generoso con el centro musulmán de Alcalá Al Madina. El mismo cuyo líder dijo en una entrevista con Diario de Alcalá que la lapidación y el pañuelo eran “leyes de Dios”. Su centro cultural árabe recibió el pasado año 2.000 euros del Ministerio de Justicia y 5.000 euros anuales en años anteriores. Abu Omar Hussein defendió en una entrevista a Diario de Alcalá el pasado mes de abril que “si cortamos la mano sólo a uno, servirá para prevenir que el resto robe. Si lapidamos a una persona, entonces la gente se cuidará” de cometer pecados.

A Omar Hussein no le parece cruel morir a pedradas: “Son leyes de Dios. Si tengo fe en Dios no puedo decir que es cruel. Trato de obedecer y no hacer esas cosas para no llegar a esa situación”.

La cifra de 2.000 euros de subvención se desprende de los datos que el Ministerio de Justicia presenta en la memoria de la Fundación Pluralismo y Convivencia, a través de la cual subvenciona el ministerio a las religiones no católicas.

Hussein es contrario, eso sí, al uso del burka. “Prefiero que se vea la cara, porque alguien puede cometer un crimen y luego imputarlo a cualquier persona musulmana sólo por la apariencia”, dijo en la entrevista el pasado mes de abril. Pero defiende el uso del pañuelo en las mujeres: “Creo que basta con cubrir la cara y que no hay que molestar a una chica de 14 a 15 años que lo ha elegido libremente. Es un crimen prohibir el pañuelo”.

2 comentarios:

eletse dijo...

así que si lapidamos a una persona la gente se cuidara, me parece estupendo el argumento, yo estoy a favor de la pena de muerte, pero como aquí de eso nada, pues deberíamos usar la shariá para juzgar exclusivamente a los musulmanes , solo a los musulmanes y solo a los hombres, creo que esto sería una solución rápida para eliminar a estos locos de España, seguro que cuando empecemos a lapidar, cortar cuellos y ahorcar, salen todos corriendo de España, a fin de cuentas es por lo que principalmente se van de sus países.
Me olvidaba moro desgraciado en España el burka no se lo ponen ni los ladrones, no les gusta sentirse presos antes de que los pillen.

DORAMAS dijo...

A este le daba yo dinero, pero para que se comprara un martillo y se martillara los huevos.